HEMOFILIA: EJERCICIO Y DEPORTE • VIHONCO
En la Organización VIHONCO prestamos servicios de salud ambulatorios a pacientes con patologías de alto impacto social y económico, mediante una atención integral, segura, humanizada y de calidad.
sida,vih,hemofilia, cultura de hemofilia, zika, dengue, chikunguya, Antiretrovirales, Preservativo, Infectología, Químico farmacéutico, Odontología, Trabajo social, Fisiatría, Psicología,
16753
post-template-default,single,single-post,postid-16753,single-format-standard,bridge-core-1.0.2,,qode_grid_1400,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-18.0.4,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

HEMOFILIA: EJERCICIO Y DEPORTE

HEMOFILIA: EJERCICIO Y DEPORTE

El ejercicio físico y el deporte en personas con hemofilia ayuda a prevenir lesiones musculares, articulares y óseas. Las terapias con factor de coagulación pueden permitir que la persona con hemofilia practique deportes menos riesgosos.

LA ACTIVIDAD FÍSICA

La actividad física ayuda a fortalecer músculos y articulaciones, y con ello puede reducir el riesgo de hemorragias, además de contribuir a tener un peso saludable y una mejor calidad de vida. “Cuide lo poquito que queda”.

El médico o un fisioterapeuta con experiencia deben ser los que recomienden qué tipo de actividad física o deporte y con qué intensidad pueden practicar las personas con afecciones de la coagulación.

Hasta mediados del siglo XX, el ejercicio físico y el deporte estaban restringidos para las personas con hemofilia, dado que la esperanza de vida era mucho menor que la de hoy.  Pero con los cuidados actuales (profilaxis y atención integral) hoy pueden hacer muchas actividades físicas con menor riesgo de sangrado musculo-esquelético.

La mayor parte del sangrado en la hemofilia ocurre internamente, en las articulaciones o los músculos. Las articulaciones afectadas con más frecuencia son las de las rodillas, los tobillos y los codos. Si no son tratados a tiempo pueden producir un daño articular irreversible. Por eso el ejercicio, además de ayudar a mejorar la calidad de vida, logra una buena musculatura que protege de eventuales lesiones